Disparando al Alcazar (1936)

El asedio del Alcazar de Toledo por parte de las Fuerzas de la República tuvo lugar entre el 22 de julio al 27 de septiembre de 1936, fecha en que entran en el Alcazar las tropas del General Yagüe.

Cualquier visitante avispado que pasee por las calles toledanas cercanas al reconstruido Alcazar, hoy Museo del Ejercito, puede comprobar como todavía se pueden ver en muchas de las casas numerosos impactos de bala.

La razón es evidente: desde esas casas se disparaba a los defensores del Alcazar y estos respondían con la correspondiente puntería, la cual, teniendo en cuenta los numerosos impactos de bala que se pueden ver aún en los edificios, no debía ser muy certera.

Es curioso por otra parte observar como los milicianos que salen en la foto que subo, a continuación, confiaban su suerte a los colchones que que utilizaban como parapetos.

Relacionadas:Fotos de Toledo tomadas en Septiembre de 1936 en pleno asalto al Alcazar

Vista en Historia Ilustrada de la Guerra Civil